¿Por qué comparó Jesús sus enseñanzas a una puerta?

Jesus Preaching the Sermon on the MountGustave Dore

Texto bíblico: Mateo 7.13-14

Entren por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la destrucción, y muchos son los que entran por ella. ¡Qué estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida! Son pocos los que la hallan.

Meditación

De pequeño me encantaba nadar en la playa, pero tenía que hacerlo con mucho cuidado. Sin darme cuenta, la corriente del mar podía llevarme lejos de mi familia. Cuando eso ocurría, necesitaba que alguien me avise que la corriente me estaba arrastrando. Era tan sutil e imperceptible la manera en que el mar me llevaba que otra persona debía alertarme para nadar en contra de la corriente y no perderme. En este pasaje, el Señor Jesús nos está alertando que debemos nadar en contra de la corriente del mundo para que no nos perdamos. Esto se puede ver claramente si consideramos las tres «exes» de nuestro texto: (1) exhortación; (2) explicación; y (3) exclamación.

Primero encontramos una exhortación: ¡entren por la puerta estrecha! ¿Qué quiere decir este llamado? En el contexto de los capítulos 5-7 del evangelio de Mateo, Jesús acaba de dar una serie de enseñanzas muy difíciles de cumplir: no debemos guardar rencor porque nos hacemos asesinos, no debemos practicar la lujuria porque nos hacemos adúlteros, etc. La conclusión de su sermón fue que la regla de oro: debemos tratar a otros como nos gustaría ser tratados. Después de concluir el sermón, Jesús nos llama a poner en práctica lo que ha enseñado. En otras palabras, ¡entren por la puerta estrecha! significa ¡obedezcan mis enseñanzas aunque sean difíciles! ¿Pero por qué compara Jesús sus enseñanzas a una puerta? Porque, al igual que una puerta, las enseñanzas de Jesús nos conducen a un destino. La segunda «ex» nos ayuda a ver este punto.

La segunda «ex» significa explicación. ¿Por qué debemos entrar por la puerta estrecha, Jesús? Porque hay otra puerta, muy amplia, que lleva a la destrucción. Si la puerta estrecha se refiere a las enseñanzas de Jesús, ¿a qué se refiere la puerta amplia? La puerta amplia es el estilo de vida, contrario a las enseñanzas de Jesús, que la mayoría de personas siguen. Por eso es que Jesús dice que muchos entran por la puerta amplia. El estilo de vida de este mundo es llamado una puerta amplia porque es muy fácil seguirlo. Es muy fácil seguir el egoísmo, el orgullo, el rencor y la lujuria. De hecho, algunos pensadores influyentes han sugerido que el egoísmo es la manera de ser natural del ser humano, y por lo tanto, no deberíamos avergonzarnos de ello, sino abrazarlo. Jesús nos advierte que un problema grande con este estilo de vida es que nos lleva a la destrucción. Y no podría ser de otra manera. Dios es la fuente de la vida. A menos que lo busquemos a él siguiendo las enseñanzas de su Hijo, sólo encontraremos muerte. Pero Dios no desea que seamos destruidos, sino que disfrutemos de la vida eterna con él. Por lo tanto, envío a su único Hijo para que éste se convierta en el camino de regreso al Padre. La corriente del mundo nos quiere arrastrar a todos, como el mar lo hacía conmigo de niño, pero la voz de Jesús nos alerta: «¡Naden contra la corriente! ¡Pongan en práctica mis enseñanzas!»

La última «ex» se refiere a exclamación: ¡Qué estrecha es la puerta que lleva a la vida! Jesús no es un vendedor tramposo, como algunos predicadores que dicen venir en su nombre. Jesús no nos miente prometiendo que toda la vida será color de rosa si decidimos seguirlo. Él es franco y directo: «seguirme va a ser sumamente difícil». La puerta es estrecha. Seguir a Jesús es difícil, pero vale la pena. De hecho, seguir a Jesús es la actividad más gratificante en que podamos participar. Sólo en Jesús encontramos la vida eterna. Sus enseñanzas son «el camino que lleva a la vida». Tristemente son pocos los que siguen este camino, justamente por ser tan difícil.

Pero gracias a Dios, el Espíritu Santo nos da las fuerzas para seguir los pasos de Jesús si no enfocamos en el amor que él nos mostró en la cruz. Hemos dicho que Jesús no es un vendedor tramposo. Bueno, Jesús tampoco es un hipócrita. El Buen Maestro no nos dice que hagamos algo mientras él hace lo contrario. Todas las enseñanzas de Jesús son una expresión del corazón que el Hijo comparte con el Padre. Si Jesús nos enseña que debemos amar a nuestros enemigos, es porque él mismo lo hace así. Es por eso que Jesús murió en una cruz para perdonar nuestros pecados. Al confiar en él y en el amor que nos mostró en la cruz, su propio Espíritu mora en nosotros y nos da las fuerzas para entrar por la puerta estrecha. Nada contra la corriente. Entra por la puerta estrecha.

Oración

Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Padre, reconocemos que las enseñanzas de tu Hijo son la única manera de tener comunión contigo para siempre, pero la puerta es estrecha. Es difícil seguir las enseñanzas de Jesús. Fortalécenos por tu Espíritu para poder entrar por la puerta que lleva a la vida. Gracias por enviar a tu Hijo y a tu Espíritu. Tú deseas que entremos por la puerta de vida. Confiamos en Cristo de que nos ayudarás a hacerlo. Amén.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s