¿Subordinación adjetiva o sustantiva?

thumb_bible-431483_1280_1024

¡Bienvenidos a la dosis diaria de gramática de hoy, lunes 25 de enero!

El día sábado repasamos la diferencia entre adjetivos especificativos y los explicativos. El día de hoy consideraremos un último asunto en relación a las oraciones subordinadas adjetivas: ¿cómo distinguirlas de las subordinaciones sustantivas?

En teoría, el distinguir a una oración subordinada sustantiva de una adjetiva debería ser muy simple. En el caso de las oraciones subordinadas sustantivas, no habrá un sustantivo conectado a la oración subordinada ya que ella misma funciona como si fuera el sustantivo. Por otro lado, en el caso de las oraciones subordinadas adjetivas, sí habrá un sustantivo conectado a la oración subordinada porque, al funcionar como adjetivo, ella necesita estar conectada a un sustantivo que califique o describa.

Una estrategia que nos puede ayudar a distinguir estos dos tipos de oraciones subordinadas es ver si hay un artículo (ellalolos, etc.) o un pronombre demostrativo (aquelaquellaaquellos, etc.) inmediatamente antes del detector de subordinación, es decir, sin ninguna otra palabra entre el artículo y el detector. Cuando eso sucede, debemos concluir que estamos lidiando con una oración subordinada sustantiva. Pero debemos recordar algo importante: no todas las oraciones subordinadas sustantivas utilizan artículos o pronombres demostrativos. En otras palabras, esta última regla aplica a muchos, pero no a todos los casos.

Veamos algunos ejemplos. Todos los verbos conjugados estarán subrayados y las oraciones subordinadas estarán escritas en rojo:

  1. Los que tienen amos creyentes no deben faltarles al respeto por ser hermanos. (1Tim 6:2 NVI)
  2. Los hombres que viajaban con Saulo se detuvieron atónitos. (Hec 9:7)

En la primera proposición, la oración subordinada Los que tienen amos creyentes no está modificando a ningún sustantivo, sino que está funcionando como si fuera uno: la oración se refiere a unas personas. Consecuentemente, tenemos a un artículo que es seguido inmediatamente por un detector de subordinación: no hay palabra alguna entre el artículo Los y el detector que. Por lo tanto, concluimos sin duda alguna que la oración Los que tienen amos creyentes es una oración subordinada sustantiva.

En la segunda proposición, la oración subordinada que viajaban con Saulo sí está modificando a un sustantivo. El sustantivo hombres se interpone entre el artículo Los y el detector que. Ya que la oración que viajaban con Saulo viene después de un sustantivo al que está modificando, concluimos que es una oración subordinada adjetiva.

En conclusión, las oraciones subordinadas adjetivas se distinguen de las sustantivas en que las oraciones subordinadas adjetivas siempre vendrán después de un sustantivo al que modifican. Las oraciones subordinadas sustantivas nunca modifican a un sustantivo sino que funciona como si fueran un sustantivo.

Espero que este repaso les haya sido de ayuda. Dios mediante, el día de mañana teniendo nuestro último repaso gramatical: las oraciones subordinadas circunstanciales.

A su servicio,

Daniel.

Posted in DDG

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s