Subordinación sustantiva de complemento indirecto

thumb_bible-431483_1280_1024

¡Bienvenidos a la dosis diaria de gramática de hoy, miércoles 20 de enero!

El día de ayer repasamos las oraciones subordinadas sustantivas de complemento directo. El día de hoy veremos que las oraciones subordinadas sustantivas no sólo pueden funcionar como el sujeto y el complemento directo, sino también como el complemento indirecto de una oración. Recordemos que, según lo que ya hemos estudiado, el complemento indirecto es el objeto, animal o persona que se beneficia o perjudica por la acción de un verbo. Además, el complemento indirecto siempre es introducido por la preposición a.

Veamos algunos ejemplos. Todos los verbos conjugados estarán subrayados y las oraciones subordinadas de complemento indirecto estarán escritas en rojo:

  1. El SEÑOR brinda su amistad a quienes le honran. (Sal 25:14 NVI)
  2. No les pidan cuentas a los que están encargados de pagar. (2Re 22:7)
  3. Al que salga vencedor le daré del maná escondido. (Apo 2:17)

En la primera proposición, la oración a quienes le honran es una oración subordinada porque tiene un verbo conjugado (honran) que sigue a un detector de subordinación (quienes). Además de eso, es una oración subordinada sustantiva porque la oración se refiere a personas. Además de eso, también es una oración subordinada sustantiva de complemento indirecto porque la oración subordinada se refiere a personas que se benefician por la acción de un verbo: ¿A quiénes les brinda su amistad el Señor? A quienes le honran. Nótese también que, como todo complemento indirecto, la oración subordinada empieza con la preposición a.

En la segunda proposición, la oración a los que están encargados de pagar es una oración subordinada porque tiene un verbo conjugado (están) que sigue a un detector de subordinación (que). Además de eso, es una oración subordinada sustantiva porque la oración se refiere a personas. Además de eso, también es una oración subordinada sustantiva de complemento indirecto porque la oración subordinada se refiere a personas que se benefician por la acción de un verbo: ¿A quiénes no les pidan cuentas? A los que están encargados de pagar. Nótese también que, como todo complemento indirecto, la oración subordinada empieza con la preposición a.

En la tercera proposición, la oración Al que salga vencedor es una oración subordinada porque tiene un verbo conjugado (salga) que sigue a un detector de subordinación (que). Además de eso, es una oración subordinada sustantiva porque la oración se refiere a una persona. Además de eso, también es una oración subordinada sustantiva de complemento indirecto porque la oración subordinada se refiere a una persona que se beneficia por la acción de un verbo: ¿A quién le daré del maná escondido? Al que salga vencedor. Nótese también que, como todo complemento indirecto, la oración subordinada empieza con la preposición a.

En resumen, las oraciones subordinadas de complemento indirecto son oraciones subordinadas que se refieren a una cosa, animal o persona que se beneficia o perjudica por la acción de un verbo.

Espero que este repaso les haya sido de ayuda. Dios mediante, el día viernes empezaremos a repasando las oraciones subordinadas adjetivas.

A su servicio,

Daniel.

 

Posted in DDG

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s