Los complementos circunstanciales

bible-839093_1920

Bienvenidos a la dosis diaria de gramática para hoy, lunes 14 de diciembre.

El último sábado repasamos el complemento indirecto del núcleo del predicado. El día de hoy repasaremos los complementos circunstanciales.

Empecemos con una definición. Según Cohen, los complementos circunstanciales son las frases que acompañan al núcleo del predicado para indicar las circunstancias en las que se realiza la acción de dicho núcleo (p. 87). Las circunstancias que Cohen enumera son muy variadas: agente, causa, destino, concesión, destinatario, destino, finalidad, lugar, materia, medio, modo, instrumento, origen y tiempo.

Un punto importante que debemos recordar es que, a diferencia de los complementos directos e indirectos, los complementos circunstanciales no se pueden reemplazar por pronombres (lo, la, los, las, etc.).

Veamos algunos ejemplos. El núcleo del predicado estará subrayado y el complemento circunstancial estará escrito en rojo:

  1. Dios me ha favorecido con un buen regalo. (Gén 30:20 NVI)
  2. El sacerdote hará expiación por el pecado del gobernante. (Lev 4:26)
  3. Pilato volvió a entrar en el palacio. (Jn 18:33)

En el primer ejemplo, consideramos que la frase con un buen regalo es un complemento circunstancial porque indica las circunstancias en las que la acción del núcleo del predicado (ha favorecido) fue realizada. En este caso, la circunstancia indicada por el complemento es instrumento: el instrumento u objeto con el que Dios ha favorecido es con un buen regalo.

En el segundo ejemplo, consideramos que la frase por el pecado del gobernante es un complemento circunstancial porque indica las circunstancias en las que la acción del núcleo del predicado (hará [expiación]) será realizada. En este caso, la circunstancia indicada por el complemento es causa: la causa o motivo por el cual el sacerdote hará expiación es por el pecado del gobernante.

En el tercer ejemplo, consideramos que la frase en el palacio es un complemento circunstancial porque indica las circunstancias en las que la acción del núcleo del predicado (volvió [a entrar]) fue realizada. En este caso, la circunstancia indicada por el complemento es lugar: el lugar donde Pilato volvió a entrar fue en el palacio.

En resumen, los complementos circunstanciales son las frases que acompañan al núcleo del predicado para indicar las circunstancias en las que se realiza la acción de dicho núcleo.

Espero que este repaso les haya sido de ayuda. Dios mediante, el día de mañana repasaremos los complementos preposicionales del verbo. ¡Hasta entonces!

A su servicio,

Daniel

Posted in DDG

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s