El complemento directo

bible-839093_1920

Bienvenidos a la dosis diaria de gramática para hoy, sábado 5 de diciembre. El día de hoy vamos a repasar el complemento directo del predicado.

Como ya sabemos, la oración se divide en dos partes: el sujeto y el predicado. Los días anteriores hemos estado viendo que un sujeto de muchas palabras puede tener un núcleo y varios modificadores directos e indirectos. Algo similar ocurre con el predicado. El predicado también tiene un núcleo, pero a diferencia del caso del sujeto, lo que acompaña al núcleo del predicado no se llama modificador sino complemento. Cabe recordar que el núcleo del predicado es el verbo conjugado.

Existen diferentes tipos de complementos. El tipo de complemento en el que nos enfocaremos hoy es el directo.

El modificador directo del predicado está conectado estrechamente a otro concepto que vimos en el pasado: los verbos transitivos. Recordaremos que los verbos transitivos son aquellos verbos que no pueden expresar una idea completa por sí solos. Estos verbos necesitan un complemento. Por lo tanto, el modificador directo es el objeto o persona que completa la idea de un verbo transitivo. Cohen nos aclara que otras gramáticas utilizan un nombre diferente para este elemento. Éstas lo llaman el objeto directo.

Veamos algunos ejemplos. El núcleo del predicado estará subrayado y el modificador directo estará escrito en rojo:

  1. Moisés escribió esta ley. (Deu 31:9 NVI)
  2. David compró la parcela y los bueyes por cincuenta monedas de plata. (2Sam 24:24)
  3. Jesús envió a sus apóstoles a predicar.

Como pueden ver, el verbo del primer ejemplo no puede comunicar una idea completa por sí solo. Si la oración sólo dijera, Moisés escribió, uno se preguntaría, ¿qué escribió Moisés? La respuesta a esa pregunta es el complemento directo: esta ley.

El verbo del segundo ejemplo tampoco puede comunicar una idea completa por sí solo. Si la oración sólo dijera, David compró, uno se preguntaría, ¿qué compró David? La respuesta a esa pregunta es el complemento directo: la parcela y los bueyes.

Finalmente, el verbo del tercer ejemplo tampoco puede comunicar una idea completa por sí solo. Si la oración sólo dijera, Jesús envió, uno se preguntaría, ¿qué o a quién envió Jesús? La respuesta a esa pregunta es el complemento directo: a sus apóstoles.

En resumen, el complemento directo es el objeto o persona que completa la idea de un verbo transitivo. Por su parte, los verbos transitivos son aquellos verbos que no pueden expresar una idea completa por sí solos.

Espero que este repaso les haya sido de ayuda. Dios mediante, el día lunes estaremos repasando algunas técnicas para identificar el complemento directo con más facilidad.

A su servicio,

Daniel

Posted in DDG

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s