El núcleo del predicado

bible-839093_1920

Buenas tardes, queridos hermanos y hermanas. Aquí tienen la dosis diaria de gramática para hoy, sábado 28 de noviembre.

El día de ayer continuamos repasando la relación entre el sujeto y el predicado. El día de hoy repasaremos un concepto que está muy conectado a la relación entre el sujeto y el predicado: el núcleo del predicado.

Para ver la conexión entre el núcleo del predicado y el sujeto, recordemos la definición del sujeto que hemos estado aprendiendo: el sujeto es el sustantivo (o conjunto de palabras que funcionan como un sustantivo) que determina la persona y el número del verbo de la oración. Por lo tanto, como hemos estado viendo en los días anteriores, para identificar el sujeto necesitamos primero identificar el verbo. Y ahí es donde entra el concepto del núcleo del predicado. El núcleo del predicado es el verbo conjugado principal de una oración. A propósito, la palabra núcleo se refiere a la parte central o más importante de un todo. Por lo tanto, debemos reconocer que el verbo conjugado es la palabra más importante de la oración. Normalmente, sin verbo, no puede haber oración.

Aclaremos estas ideas con unos ejemplos. El sujeto estará escrito en rojo y el núcleo del predicado estará subrayado:

  1. Dios vino a su encuentro. (Núm 23:4 NVI)
  2. Balán pronunció su oráculo. (Núm 23:7)
  3. Pedro entró en la casa conversando con él. (Hec 10:27)

En la primera oración, el nombre Dios es el sujeto porque es el sustantivo que determina la persona y el número del verbo de la oración. El verbo de la oración es vino. Por lo tanto, vino se debe considerar el núcleo del predicado. Ya que el sujeto (Dios) es tercera persona singular (él), entonces el verbo (el núcleo del predicado) también debe ser tercera persona singular ([él] vino).

En la segunda oración, el nombre Balán es el sujeto porque es el sustantivo que determina la persona y el número del verbo de la oración. El verbo de la oración es pronunció. Por lo tanto, pronunció se debe considerar el núcleo del predicado. Ya que el sujeto (Balán) es tercera persona singular (él), entonces el verbo (el núcleo del predicado) también debe ser tercera persona singular ([él] pronunció).

En la tercera y última oración, el nombre Pedro es el sujeto porque es el sustantivo que determina la persona y el número del verbo de la oración. El verbo de la oración es entró. Por lo tanto, entró se debe considerar el núcleo del predicado. Ya que el sujeto (Pedro) es tercera persona singular (él), entonces el verbo (el núcleo del predicado) también debe ser tercera persona singular ([él] entró).

En resumen, el núcleo del predicado es el verbo conjugado de una oración. Por lo tanto, el sujeto y el núcleo del predicado deben concordar en persona y número.

Espero que este repaso les haya sido de ayuda.

A su servicio,

Daniel

Posted in DDG

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s