El sujeto y el predicado

bible-839093_1920

Buenos días, queridos hermanos y hermanas. ¡Feliz Día de Acción de Gracias! Le doy gracias al Señor por haber juntado nuestros caminos para una temporada de capacitación y fortalecimiento espiritual mutuo.

Aquí tienen la dosis diaria de gramática para hoy, jueves 26 de noviembre. El día de ayer repasamos la diferencia entre la frase y la oración. Desde el día de hoy empezaremos a repasar por algunos días la relación entre el sujeto y el predicado. Empecemos con la definición del sujeto.

Cohen define al sujeto como «un sustantivo, frase sustantiva u oración subordinada sustantiva que rige al verbo principal de una oración» (p. 27). En otras palabras, el sujeto es el sustantivo (o conjunto de palabras que funciona como sustantivo) que determina el número y persona del verbo en una oración. Sin embargo, algunas veces el sujeto puede ser tácito. Esto significa que en algunos casos el sujeto no aparecerá en la oración. En esos casos, el sujeto se deduce del verbo ya que ambos concuerdan en número y persona.

La definición del predicado es mucho más simple: el predicado es «todo aquello que no es el sujeto» en una oración (p. 28). Ya pueden ver por qué estamos estudiando los conceptos del sujeto y el predicado juntos: no podemos identificar uno sin identificar al otro. Toda oración se divide en sujeto y predicado. Lo que no es el sujeto, es el predicado.

Veamos algunos ejemplos. Los sujetos estarán escritos en rojo:

  1. Abraham partió desde allí en dirección a la región del Néguev. (Gén 20:1 NVI)
  2. Todos los hijos varones de Aarón podrán comer de ella. (Lev 6:18 NVI)
  3. Ten cuidado de tu conducta y de tu enseñanza. (1Tim 4:16 NVI)

En el primer ejemplo, el sustantivo Abraham es el sujeto de la oración porque es el sustantivo que determina el número y persona del verbo de la oración. El verbo de la oración es partió, el cual es tercera persona singular (él) en referencia a Abraham. El predicado de la primera oración es todo aquello que no es el sujeto, es decir, partió desde allí… .

En el segundo ejemplo, tenemos un sujeto compuesto de muchas palabras. De todas formas, todas están palabras se están usando para describir a un mismo grupo. La palabra clave en ese grupo es el sustantivo hijos. El sustantivo hijos determina el número y persona del verbo de la oración. El verbo de la oración es podrán, el cual es tercera persona plural (ellos) en referencia a hijos. El predicado de la segunda oración es todo aquello que no es el sujeto, es decir, podrán comer… .

El tercer y último ejemplo es un poco diferente porque el sujeto es tácito, es decir, no está presente. De todas formas, como indicamos hace un momento atrás, el sujeto se deduce del verbo ya que ambos concuerdan en número y persona. El verbo de la oración es Ten, el cual es segunda persona singular. Esto quiere decir que el sujeto tácito es . Si examinamos el contexto del versículo descubrimos que  se refiere a la persona a quien Pablo estaba escribiendo: Timoteo.

En resumen, el sujeto es el sustantivo (o conjunto de palabras que funciona como sustantivo) que determina el número y persona del verbo en una oración. El predicado es todo aquello que no es el sujeto en una oración. Debido a la importancia de esta distinción, seguiremos repasando la relación entre el sujeto y el predicado por un par de días.

Espero que este repaso les haya sido de ayuda.

A su servicio,

Daniel

Posted in DDG

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s