¿Cómo se dividieron la tierra los hijos de Noé después del diluvio?

3000px-Gustave_Doré_-_The_Holy_Bible_-_Plate_I,_The_Deluge-001

TEXTO BÍBLICO: GÉNESIS 10.1-32

1 Ésta es la historia de Sem, Cam y Jafet, hijos de Noé, quienes después del diluvio tuvieron sus propios hijos. 2 Los hijos de Jafet fueron Gómer, Magog, Maday, Javán, Tubal, Mésec y Tirás. 3 Los hijos de Gómer fueron Asquenaz, Rifat y Togarma. 4 Los hijos de Javán fueron Elisá, Tarsis, Quitín y Rodanín. 5 Algunos de ellos, que poblaron las costas, formaron naciones y clanes en sus respectivos territorios y con sus propios idiomas. 6 Los hijos de Cam fueron Cus, Misrayin, Fut y Canaán. 7 Los hijos de Cus fueron Seba, Javilá, Sabtá, Ragama y Sabteca. Los hijos de Ragama fueron Sabá y Dedán. 8 Cus fue el padre de Nimrod, conocido como el primer hombre fuerte de la tierra, 9 quien llegó a ser un valiente cazador ante el SEÑOR. Por eso se dice: «Como Nimrod, valiente cazador ante el SEÑOR.» 10 Las principales ciudades de su reino fueron Babel, Érec, Acad y Calné, en la región de Sinar. 11 Desde esa región Nimrod salió hacia Asur, donde construyó las ciudades de Nínive, Rejobot Ir, Cala 12 y Resén, la gran ciudad que está entre Nínive y Cala. 13 Misrayin fue el antepasado de los ludeos, los anameos, los leabitas, los naftuitas, 14 los patruseos, los caslujitas y los caftoritas, de quienes descienden los filisteos. 15 Canaán fue el padre de Sidón, su primogénito, y de Het, 16 y el antepasado de los jebuseos, los amorreos, los gergeseos, 17 los heveos, los araceos, los sineos, 18 los arvadeos, los zemareos y los jamatitas. Luego, estos clanes cananeos se dispersaron, 19 y su territorio se extendió desde Sidón hasta Guerar y Gaza, y en dirección de Sodoma, Gomorra, Admá y Zeboyín, hasta Lasa. 20 Éstos fueron los descendientes de Cam, según sus clanes e idiomas, territorios y naciones. 21 Sem, antepasado de todos los hijos de Éber, y hermano mayor de Jafet, también tuvo hijos. 22 Los hijos de Sem fueron Elam, Asur, Arfaxad, Lud y Aram. 23 Los hijos de Aram fueron Uz, Hul, Guéter y Mas. 24 Arfaxad fue el padre de Selaj. Selaj fue el padre de Éber. 25 Éber tuvo dos hijos: el primero se llamó Péleg, porque en su tiempo se dividió la tierra; su hermano se llamó Joctán. 26 Joctán fue el padre de Almodad, Sélef, Jazar Mávet, Yeraj, 27 Hadorán, Uzal, Diclá, 28 Obal, Abimael, Sabá, 29 Ofir, Javilá y Jobab. Todos éstos fueron hijos de Joctán, 30 y vivieron en la región que va desde Mesá hasta Sefar, en la región montañosa oriental. 31 Éstos fueron los hijos de Sem, según sus clanes y sus idiomas, sus territorios y naciones. 32 Éstos son los clanes de los hijos de Noé, según sus genealogías y sus naciones. A partir de estos clanes, las naciones se extendieron sobre la tierra después del diluvio.(NVI)

MEDITACIÓN

El domingo pasado tuvimos una gran reunión familiar como no la teníamos desde hace mucho tiempo. El motivo de la reunión fue la visita de mis padres, quienes residen fuera del país. Mi padre vino para visitar a su madre, quien es la única de mis abuelos que queda con vida. En la casa nos encontrábamos como unas treinta personas. En un momento de la reunión observé a mi abuela y pensé en el hecho que la mayoría de personas presentes habían descendido de ella. El milagro de la reproducción me causó asombro. En unas pocas décadas, mi abuela se había multiplicado en unas 30 personas. Y eso que no todos sus descendientes estaban presentes. Si el ser humano se puede multiplicar así en unas pocas décadas, ¡cómo se podrá multiplicar en unos siglos! Eso es lo que vemos en el texto bíblico de hoy. El pasaje nos presenta cómo los descendientes de Noé repoblaron las diferentes partes de la tierra después del diluvio. El texto traza los descendientes de cada uno de los tres hijos de Noé en orden regresivo, es decir, empezando con el menor. Pero la lectura no sólo provee listas genealógicas sino que también ofrece detalles importantes para la futura historia de Israel, el pueblo que Dios elegiría para traer su salvación a todas las naciones.

Primero vemos a los descendientes de Jafet (vv. 2-5). No se nos dice mucho de los descendientes del hijo menor de Noé excepto que habitaron en las costas del Mar Mediterráneo. Otro dato interesante de esta sección corta es que también se nos dice que estos descendientes formaron naciones con sus propios idiomas. El capítulo 12 de Génesis nos presenta la historia de la Torre de Babel, donde se multiplican los lenguajes de los seres humanos. El capítulo que estamos estudiando hoy es el 11. Es decir que algunos de los eventos de este capítulo 11 son posteriores a los del 12.

Después vemos a los descendientes de Cam (vv. 6-20). Sorprendentemente, el hijo de Noé cuya descendencia es descrita con más detalle es Cam, cuyo hijo Canaán fue maldito por Noé en el capítulo anterior. Lo que no sorprende es que una de las cosas más resaltantes de la genealogía de Cam es que muchos de los futuros enemigos de Israel, el pueblo de Dios, descenderían de él—no sólo los cananeos, sino también los egipcios (Misrayin), los babilonios, los ninivitas, los filisteos, los jebuseos, los amorreos, los gergeseos y los heveos. También se nos dice que los descendientes de Cam poblarían ciudades que incluyen a Sodoma y Gomorra, las cuales serían destruidas por su maldad. Otro detalle importante es la atención que se da a Nimrod, el gran cazador. Fue Nimrod quien fundó la ciudad de Babel, donde los importantes eventos del próximo capítulo se llevarían a cabo. Finalmente, el texto también dice que los descendientes de Cam formarían naciones con sus propias lenguas, lo cual recalca que parte de la multiplicación y población descrita en este capítulo 11 ocurriría después de lo descrito en el siguiente capítulo.

Por último, vemos a los descendientes de Sem (vv. 21-31), el hijo mayor de Noé. Lo más resaltante de esta lista es que se nos repite que Éber fue descendiente de Sem. ¿Y cuál es la importancia de Éber? Éber es el padre de los hebreos, quienes derivan su nombre de él. Éber es el antepasado de los judíos, por medio de los cuales llegaría el Señor Jesucristo. Otro dato importante de esta última genealogía es que Éber nombra a uno de sus hijos Péleg, lo cual aparentemente significa “división,” “porque en su tiempo se dividió la tierra.” Esta última frase parece ser una alusión a lo narrado en el siguiente capítulo, la multiplicación de lenguajes en la Torre de Babel. Lo que podemos resaltar nosotros para concluir es que a través de toda esta reproducción y repoblación de la tierra después del diluvio, Dios estaba obrando su plan de redención para toda la humanidad ya que a través de Sem enviaría a Éber y a través de Éber enviaría a los hebreos y a través de los hebreos enviaría a Jesús y a través de Jesús vendría el perdón de pecados y la reconciliación con Dios para todo ser humano que creyera en Jesús, sea de donde sea y descienda de quien desciende, ya sea del mismo Sem, de Cam o de Jafet. 

ORACIÓN

(Después de repetir el siguiente modelo, dirígete a Dios con tus propias palabras.)

Padre nuestro que estás en los cielos, gracias por estas genealogías que nos recuerdan que Tú has estado obrando a través de toda la historia de la humanidad para cumplir tu plan perfecto en Cristo Jesús. Ayúdanos a apreciar más y más tu soberanía, tu poder y tu fidelidad para que confiemos en ti en todo momento por medio de Jesús. Que todos los pueblos de la tierra te adoren. Que todas las lenguas te alaben. Eres digno, Padre santo. Úsanos para traer tu salvación a todos los confines de la tierra.  Te pido esto confiando en la fidelidad de tu Hijo Jesús, el descendiente de Sem, el  descendiente de Éber, el Salvador de todas las naciones. Amén.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s