¿Qué diferencias hay entre la historia del diluvio en la Biblia y la película de Noé?

3000px-Gustave_Doré_-_The_Holy_Bible_-_Plate_I,_The_Deluge-001

TEXTO BÍBLICO: GÉNESIS 7.1-24

 1 El SEÑOR le dijo a Noé: «Entra en el arca con toda tu familia, porque tú eres el único hombre justo que he encontrado en esta generación. 2 De todos los animales puros, lleva siete machos y siete hembras; pero de los impuros, sólo un macho y una hembra. 3 Lleva también siete machos y siete hembras de las aves del cielo, para conservar su especie sobre la tierra. 4 Porque dentro de siete días haré que llueva sobre la tierra durante cuarenta días y cuarenta noches, y así borraré de la faz de la tierra a todo ser viviente que hice.» 5 Noé hizo todo de acuerdo con lo que el SEÑOR le había mandado. 6 Tenía Noé seiscientos años de edad cuando las aguas del diluvio inundaron la tierra. 7 Entonces entró en el arca junto con sus hijos, su esposa y sus nueras, para salvarse de las aguas del diluvio. 8 De los animales puros e impuros, de las aves y de todos los seres que se arrastran por el suelo, 9 entraron con Noé por parejas, el macho y su hembra, tal como Dios se lo había mandado. 10 Al cabo de los siete días, las aguas del diluvio comenzaron a caer sobre la tierra. 11 Cuando Noé tenía seiscientos años, precisamente en el día diecisiete del mes segundo, se reventaron las fuentes del mar profundo y se abrieron las compuertas del cielo. 12 Cuarenta días y cuarenta noches llovió sobre la tierra. 13 Ese mismo día entraron en el arca Noé, sus hijos Sem, Cam y Jafet, su esposa y sus tres nueras. 14 Junto con ellos entró toda clase de animales salvajes y domésticos, de animales que se arrastran por el suelo, y de aves. 15 Así entraron en el arca con Noé parejas de todos los seres vivientes; 16 entraron un macho y una hembra de cada especie, tal como Dios se lo había mandado a Noé. Luego el SEÑOR cerró la puerta del arca. 17 El diluvio cayó sobre la tierra durante cuarenta días. Cuando crecieron las aguas, elevaron el arca por encima de la tierra. 18 Las aguas crecían y aumentaban cada vez más, pero el arca se mantenía a flote sobre ellas. 19 Tanto crecieron las aguas, que cubrieron las montañas más altas que hay debajo de los cielos. 20 El nivel del agua subió más de siete metros por encima de las montañas. 21 Así murió todo ser viviente que se movía sobre la tierra: las aves, los animales salvajes y domésticos, todo tipo de animal que se arrastraba por el suelo, y todo ser humano. 22 Pereció todo ser que habitaba la tierra firme y tenía aliento de vida. 23 Dios borró de la faz de la tierra a todo ser viviente, desde los seres humanos hasta los ganados, los reptiles y las aves del cielo. Todos fueron borrados de la faz de la tierra. Sólo quedaron Noé y los que estaban con él en el arca. 24 Y la tierra quedó inundada ciento cincuenta días.(NVI)

MEDITACIÓN

No había planeado que la historia de Noé en mis estudios bíblicos coincida con el estreno de la película. Pero a pesar de no haber elegido este texto debido al estreno de la película, es bueno aprovechar la oportunidad para comentar el pasaje bíblico en contraste con la película. De esa manera, entenderemos mejor el relato bíblico y no lo confundiremos con la ficción que Hollywood nos presenta. La película hace tantos cambios al texto bíblico que termina presentando una historia bastante diferente. El punto principal de la sección del texto bíblico frente a nosotros es el siguiente: sólo los que estaban en el arca sobrevivieron el diluvio universal. La primera parte del relato nos presenta la advertencia sobre el diluvio (vv. 1-5). Dios le dice a Noé claramente lo que debía hacer y la razón de ello. Dios le advierte que en siete días caería el diluvio para exterminar la vida de toda la tierra. Por la tanto, Noé debía entrar al arca junto con su familia y llevar consigo parejas de animales para salvarlos. Interesantemente, Noé debía llevar sólo una pareja de animales impuros pero siete de los puros. Los animales puros son aquellos que Noé podía ofrecer en sacrificio de adoración a Dios sobre un altar después que pasara el diluvio. Además de darle estas instrucciones a Noé, Dios también le dice por qué escogió salvarlo a él: Noé era el único hombre justo sobre la tierra. Su justicia se manifiesta en la obediencia. Noé hizo todo tal como Dios ordenó. La segunda parte del relato bíblico presenta el ingreso al arca (vv. 6-16). El diluvio llega el día en que Dios le había advertido a Noé que pasaría. Noé tenía 600 años, lo que quiere decir que sus tres hijos deben haber tenido, por lo menos, 100 años. Las edades pueden parecer sumamente exageradas, pero el hecho que las edades de los seres humanos después del diluvio son recortadas dramáticamente hasta llegar a la expectativa de vida contemporánea nos indica que las edades que se nos presentan deben ser tomadas literalmente. Los cuatro varones adultos entraron al arca con sus respectivas esposas. Sólo ocho seres humanos entraron en el arca y esas ocho personas fueron las únicas que se salvaron. El día que empieza el diluvio es el día cuando las ocho personas entran al arca junto con los diferentes animales. Una vez que todos estaban adentro, Dios mismo cierra la puerta y nadie más entra. La tercera y última parte del relato es la caída del diluvio (vv. 17-24). Las lluvias torrenciales duran cuarenta días y cuarenta noches. La tierra queda completamente inundada por 150 días. Absolutamente todo, incluso las montañas más altas, queda bajo las aguas, lo cual exterminó a toda vida no marítima fuera del arca. Una vez más, sólo los que estaban en el arca sobrevivieron el diluvio universal. Ese es el relato bíblico. Eso es lo que pasó en la historia. A diferencia de lo que presenta la Biblia, la película nos presenta a un Dios que nunca le dice nada a Noé, quien se ve con la necesidad de tratar de descifrar sueños extraños. Debido a que no interpreta bien uno de ellos, termina convirtiéndose en un psicópata que comete errores que lamentaría por el resto de su vida. Además de eso, la película omite completamente el hecho que Noé debía llevar más animales puros que impuros para ofrecer los puros en sacrificio a Dios. ¿Por qué? Porque el Noé de Hollywood tiene más interés en salvar la vida de los animales que la de los humanos. Otra diferencia es que, a diferencia del relato bíblico en que sólo Noé es justo y el resto de la humanidad está completamente corrompida y merece ser destruida, en la película hay personas “buenas” e “inocentes” que mueren injustamente en el diluvio que Dios manda. Además de eso, sólo el hijo mayor de Noé tiene una mujer en la película. De hecho, el menor todavía es un niño. Y para colmo, la esposa del mayor es estéril. Lo que es más, Tubal-caín, el archienemigo de Noé, termina entrando al arca y sobreviviendo el diluvio. Todos estos cambios en la familia de Noé en conjunto con la visita inesperada de Tubal-caín se unen en la película para ocasionar el conflicto más grande. A diferencia del relato bíblico, todo eso es ficción. Todo eso es cuento. La realidad es otra. ¡Dios ha hablado claramente por sus profetas, por su Hijo y por sus apóstoles, y hoy nos habla por medio de su Espíritu al iluminar nuestra lectura de la Biblia! ¡Gracias a Dios no tenemos que “rompernos la cabeza” tratando de descifrar sueños extraños que nos lleven a cometer errores que lamentemos por el resto de nuestra vida! ¡Gracias a Dios, Él NO está más interesado en animales del campo que hombres y mujeres hechos a imagen y semejanza suya! ¡Gracias a Dios, Él ha mandado a su Hijo a hacerse un ser humano para redimir a seres humanos de toda lengua y nación! ¡Gracias a Dios, Él no es un Dios injusto que destruye al inocente juntamente con el culpable! ¡Gracias a Dios, la justicia de Jesucristo cubre las faltas de los que confiamos en Él porque de otra manera todos pereceríamos de manera justa! ¡Gracias a Dios la película de Noé es sólo eso—una película! ¡Gracias a Dios, la Biblia nos ayuda a distinguir la mentira de la verdad!

ORACIÓN

(Después de repetir el siguiente modelo, dirígete a Dios con tus propias palabras.)

Padre nuestro que estás en los cielos, gracias por tu Espíritu Santo y por la Biblia que Él inspiró para ayudarnos a distinguir la mentira de la verdad. Gracias por ser paciente con nosotros y amarnos a pesar de nuestras muchas faltas. Gracias por hacer al ser humano a imagen y semejanza tuya para disfrutar de una herencia superior a la de cualquier otra criatura. Gracias por tu justicia. Gracias por la salvación que obraste por medio de Noé. Gracias por la salvación superior que obraste por medio de Jesús. Ayúdanos a distinguir la ficción de la realidad y a vivir de acuerdo a la verdad. Te pido esto convencido que me responderás porque te lo pido confiando en la justicia perfecta de Jesús, tu Hijo, hecho hombre para nuestra salvación. Amén.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s