Si Jesús fue bautizado, ¿significa eso que necesitó arrepentirse de algo?

Jesus Preaching the Sermon on the MountGustave Dore
TEXTO BÍBLICO: MATEO 3.13-17

 13 Un día Jesús fue de Galilea al Jordán para que Juan lo bautizara. 14 Pero Juan trató de disuadirlo.

—Yo soy el que necesita ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí? —objetó.

15 —Dejémoslo así por ahora, pues nos conviene cumplir con lo que es justo —le contestó Jesús.

Entonces Juan consintió. 16 Tan pronto como Jesús fue bautizado, subió del agua. En ese momento se abrió el cielo, y él vio al Espíritu de Dios bajar como una paloma y posarse sobre él. 17 Y una voz del cielo decía: «Éste es mi Hijo amado; estoy muy complacido con él.»(NVI)

MEDITACIÓN

Mi papá es muy bromista y siempre le ha gustado fastidiarnos a sus hijos. Cuando yo era adolescente, mi papá me fastidiaba insinuando que yo no me bañaba lo suficiente. Para seguir con el juego, yo le contestaba que él era el que necesitaba bañarse, a lo que él respondía: “Sólo se bañan los que están sucios.” Era una buena respuesta. De hecho, era una respuesta bíblica ya que Jesús mismo dice algo parecido en Juan 13.10. Pero es verdad. Normalmente, son los sucios los que se bañan. A menos que haga mucho calor, la gente no se baña para refrescarse, sino para limpiarse. Si estás limpio, no necesitas bañarte. Sería muy extraño encontrar a alguien que se bañe media hora después de haberse bañado. De manera similar, lo que vemos en el texto de hoy es muy extraño. Juan el Bautista había estado llamando a los judíos a que se arrepientan y se bauticen. El bautismo era una señal de arrepentimiento, es decir, de limpieza espiritual. Pero vemos que Jesús vino a ser bautizado. ¿Acaso Jesús necesitaba arrepentirse de algo? Definitivamente que no. Jesús es la única persona en la historia de la humanidad que nunca cometió pecado. Precisamente eso es lo que lo califica para ser nuestro Salvador. Si hubiera pecado, habría muerto por su propio pecado y su cruz sería incapaz de salvar a nadie. Esto es confirmado por la primera parte del relato: la resistencia de Juan. Inicialmente, Juan se rehúsa a bautizar a Jesús. ¿Por qué? Precisamente, porque él reconocía que Jesús no necesitaba bautizarse. Él es perfectamente santo. De hecho, Juan dice que él mismo necesitaba ser bautizado por Jesús. De todas formas, Jesús insiste y es bautizado. La razón con la que Jesús convence a Juan a bautizarlo es “cumplir con lo que es justo.” ¿Qué quiere decir esto? Como el inicio del evangelio de Mateo declara, Jesús vino al mundo para salvar a su pueblo de sus pecados. Para hacer eso, Jesús debería morir en una cruz en lugar de ellos. Pero para que ese sacrificio tenga valor, Jesús debía primero “cumplir” todo requerimiento justo de la Ley de Dios en el lugar de su pueblo para que su obediencia pueda cubrir la desobediencia de su pueblo. Jesús vino a tomar el lugar de los pecadores y el primer paso de esta misión es tomar su lugar en las aguas del bautismo. Al hacer esto, Jesús también conecta el trabajo de predicación de Juan con su propio trabajo de predicación que estaba a punto de empezar. Esto se ve más claro en la última parte del relato, la declaración de Dios. Tan pronto Jesús fue bautizado, el Espíritu Santo vino sobre Él de manera evidente para Juan y Dios lo identificó como su “Hijo amado.” Dios había mandado a Juan el Bautista a proclamar que pronto vendría alguien que bautizaría, no sólo con agua, como lo hacía Juan, sino también con el Espíritu Santo. Una vez que Juan vio al Espíritu venir sobre Jesús y escuchó la voz celestial, se convenció que Jesús era quien había de venir y, desde entonces, Juan podría proclamar que el que había de venir ya había llegado e incluso podría identificarlo por nombre. Jesús fue bautizado para ser identificado como el Hijo de Dios que bautiza con el Espíritu  y dar inicio a su obra predicadora. De esa manera, Dios conectó el ministerio de Juan, el heraldo real, con el de Jesús, el Rey que había de venir. Pero no sólo los conecta sino que también empieza algo nuevo y mejor. El bautismo de Juan no es el mismo bautismo de Jesús. Juan sólo bautizaba en agua pero Jesús bautiza en agua y en el Espíritu de Dios que nos transforma y nos da una nueva mente y un nuevo corazón a la imagen de Dios. De hecho, lo que le pasó a Jesús, se convierte en el modelo de lo que pasaría con sus seguidores. Ellos serían bautizados en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo, y en ese bautismo recibirían la promesa del Espíritu Santo. Si tú has decidido seguir a Cristo obedientemente en tu vida y has confesado tu fe en Él en el bautismo, Dios te ha dado de su Espíritu Santo para que estés unido a su Hijo y disfrutes de la justicia perfecta que Él ofreció en tu lugar. ¡Alégrate y dale gracias a Dios! Pero si NO has sido bautizado, necesitas hacerlo cuanto antes. Dios ha prometido derramar su Espíritu en las aguas del bautismo cristiano sobre todo aquel que clama al Señor Jesús de un corazón arrepentido y convencido de resurrección. ¿Qué esperas? Empieza a seguir a Jesús encontrándole con Él en las aguas del bautismo.

ORACIÓN

(Después de repetir el siguiente modelo, dirígete a Dios con tus propias palabras.)

Padre nuestro que estás en los cielos, gracias por este relato que fortalece nuestra fe en Jesús. Gracias por enviar a Juan y luego a tu propio Hijo. Gracias por derramar tu Espíritu sobre Él para que Él lo pueda derramar sobre nosotros en el bautismo. Gracias por el regalo del bautismo que nos une a Jesús y a su justicia por medio de la fe. Ayúdame a perseverar en el arrepentimiento y en la fe. Lléname de tu Espíritu todos los días de mi vida. Te pido esto con la certeza que me responderás porque te lo pido por medio de tu Hijo Jesús, tu amado, en quien siempre estás muy complacido. Amén.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s