¿Cómo puede la matanza de muchos bebés enseñarnos algo de la protección de Dios?

Jesus Preaching the Sermon on the Mount Gustave Dore

TEXTO BÍBLICO: MATEO 2.13-23 

13 Cuando ya se habían ido, un ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo: «Levántate, toma al niño y a su madre, y huye a Egipto. Quédate allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo.» 14 Así que se levantó cuando todavía era de noche, tomó al niño y a su madre, y partió para Egipto, 15 donde permaneció hasta la muerte de Herodes. De este modo se cumplió lo que el Señor había dicho por medio del profeta: «De Egipto llamé a mi hijo.» 16 Cuando Herodes se dio cuenta de que los sabios se habían burlado de él, se enfureció y mandó matar a todos los niños menores de dos años en Belén y en sus alrededores, de acuerdo con el tiempo que había averiguado de los sabios. 17 Entonces se cumplió lo dicho por el profeta Jeremías: 18 «Se oye un grito en Ramá, llanto y gran lamentación; es Raquel, que llora por sus hijos y no quiere ser consolada; ¡sus hijos ya no existen!» 19 Después de que murió Herodes, un ángel del Señor se le apareció en sueños a José en Egipto 20 y le dijo: «Levántate, toma al niño y a su madre, y vete a la tierra de Israel, que ya murieron los que amenazaban con quitarle la vida al niño.» 21 Así que se levantó José, tomó al niño y a su madre, y regresó a la tierra de Israel. 22 Pero al oír que Arquelao reinaba en Judea en lugar de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allá. Advertido por Dios en sueños, se retiró al distrito de Galilea, 23 y fue a vivir en un pueblo llamado Nazaret. Con esto se cumplió lo dicho por los profetas: «Lo llamarán nazareno.» (NVI)

MEDITACIÓN

Muchas personas se preguntan, “si Dios es tan bueno y poderoso, ¿por qué permite que ocurran tantas desgracias en el mundo?” Seguramente, alguien leyendo la historia de hoy pudiera hacer una pregunta similar, “si Dios es tan bueno y poderoso, ¿por qué permitió que Herodes matara a tanto bebé inocente?” Alguno quizá sea más atrevido y pregunte, “¿por qué Dios ocasionó la matanza de estos niños?” (Al fin de todo, fue la presencia de Jesús, a quien Dios envió, lo que ocasionó indirectamente esta desgracia.) Pero si nos fijamos bien, el texto bíblico sí muestra claramente el poder y la bondad de Dios. El poder de Dios se muestra a través de la manera milagrosa en que Dios salvó la vida de Jesús. La bondad de Dios se muestra en el propósito para el cual lo salvó: la salvación eterna de los seres humanos, incluyendo la de los niños que fueron asesinados. De hecho, si algo podemos aprender del texto es que Dios recurrió a medios extraordinarios para rescatar la vida de su Hijo y asegurar así nuestra salvación. Dios hará todo lo necesario para salvar a sus elegidos. Si, para salvarnos, Él tiene que mandarnos a un ángel para hablarnos en sueños, como lo hizo con José, Él lo hará. Así empieza y termina la historia. Primero, leemos de la advertencia angelical a José. Un ángel de Dios le habla a José en sueños y le dice que el Rey Herodes quería matar al niño Jesús porque, como la historia mencionó anteriormente, los sabios del oriente le habían dicho que había nacido el Rey de los judíos, una amenaza a su trono que el paranoico Herodes no podía tolerar. Como resultado, José se lleva a su familia a Egipto, un país vecino fuera del control de Herodes. Ignorante de esto, Herodes ordena una terrible matanza de niños. Se estima que alrededor de 30 niños varones fueron asesinados en el pueblito de Belén por las fuerzas de Herodes. Mateo, el autor del evangelio, cita un texto de Jeremías que habla del llanto de Raquel. “Ramá” era una ciudad cerca de Jerusalén. Raquel era la esposa del patriarca hebreo Jacob, luego llamado Israel. En la profecía de Jeremías, “Raquel” es un símbolo de todas las madres israelitas que lloraban por el exilio del pueblo de Dios a Babilonia. En el caso de Mateo, él lo aplica a las madres de Belén que perdieron a sus hijos debido a la persecución contra Jesús, el verdadero representante del pueblo de Dios. De hecho, Mateo identifica a Jesús como el verdadero Israel cuando escribe de su regreso a la tierra prometida. Poco después de la mudanza a Egipto, cuando Jesús todavía era un niño pequeño, un ángel le dice a José que Herodes ya había muerto sin poder frustrar los planes de Dios. (Es inútil luchar contra los propósitos de Dios. Acéptalos y obedece a Dios, como José obedeció a sus ángeles.) José trae a su familia, ya no a Belén ni a Jerusalén porque un descendiente de Herodes reinaba desde ahí, sino a Nazaret de Galilea, cerca a la frontera norte de Israel. Consiguientemente, Mateo cita el texto del profeta Oseas, “De Egipto llamé a mi hijo.” Oseas escribió del rescate milagroso del pueblo de Israel que Dios obró por medio de Moisés hacía miles de años atrás. Israel es llamado el “hijo” de Dios. Mateo nos dice que Jesús, el verdadero Hijo de Dios, para cuya venida Dios llamó al pueblo de Israel, también fue llamado de Egipto. Dios hace todo lo necesario por salvar a sus elegidos. Lo hizo con el pueblo de Israel por medio de Moisés. Lo hizo con el niño Jesús, el verdadero Israel. Y lo hará con nosotros, la iglesia de Jesús. Podemos reposar en Dios sin temor alguno. Él sí es bueno y poderoso para salvarnos. 

ORACIÓN

(Después de repetir el siguiente modelo, dirígete a Dios con tus propias palabras.)

Padre nuestro que estás en los cielos, gracias por el relato del rescate de Jesús de las manos de Herodes. Gracias por haberlo salvado. Nuestra salvación se encuentra en Él. Al salvar a tu Hijo, también nos salvaste a nosotros, O Dios misericordioso. Ayúdanos a confiar en tu poder y en tu bondad en todo momento, aún cuando pasan cosas terribles como la matanza de niños indefensos. Ayúdanos a obedecerte y no resistir tus planes como lo hizo Herodes. Tú harás todo lo necesario para cuidarnos del mal y darnos la herencia que nos has prometido en Jesús. Sálvanos, Padre bueno. Te pido esto con la certeza que responderás porque te lo pido por medio de Jesús, el verdadero Israel que nos hace parte de tu pueblo por la fe. Amén.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s